Por Monica Pelliccia

Todo se queda silencioso en la sala del Hotel Eurostar Grand Marin, la sede elegida para el PP catalán. Son las 23 de la noche, hora de salida de los resultados de las elecciones europeas. Pocos militantes animan el salón, mirando callados los televisores. Los líderes, Alicia Sánchez-Camacho y Santiago Fisas llegaron a las 20:30. Solo una sonrisa para los fotógrafos, para luego encerrarse en una sala del hotel para mirar los resultados con los analistas de partido.

“Nos esperamos 20 escaños en Cataluña,” declara una sonriente Andrea Levy Soler, segunda candidata del PPC a las europeas, una media hora antes que salgan los resultados. La única voz oficial antes de ella es la de Dolores Montserrat, directora de campaña del partido, que declara la satisfacción del grupo ante la alta afluencia de los catalanes a las urnas. En subida respecto a las pasadas elecciones y cuarta de todas las comunidades autónomas españolas.

Cuando llega la hora de los resultados, las caras siguen tensas. Menos 9.8% en Catalunya, conquistando solo 16 escaños. Es decir, 8 menos respecto a los 24 alcanzados en las pasadas elecciones europeas. Ya el PPC es el quinto partido en Catalunya. En la sala dedicada a los militantes, las 50 personas que han venido hasta aquí para celebrar tienen pocas ganas de sonreír. Muchos no quieren ni hablar, por el cabreo. Otros siguen hondeando la bandera catalana junto a la europea declarando la victoria del partido y culpando la pérdida de votos en Catalunya al hecho de ser el gobierno actual. También culpan a Cañete, Artur Mas y Podemos.  “Este partido de trotskistas ha ganado demasiados votos, sus votantes tendrían que haberse quedado en casa,” dijo un militante.

Hay que esperar hasta las 12 para las declaraciones de Alicia Sánchez-Camacho. Intenta disimular su cara tensa detrás de un discurso con palabras positivas. Habla de victoria Europea-Española del grupo popular, como lo más destacable de estas elecciones.

“Junto a Alemania, somos los únicos dos países donde los populares están al poder y han ganado estas elecciones. Eso significa que estamos yendo en la justa dirección,” agregó la presidenta. La debacle catalana parece lejana. Agradece a los 250 mil votantes que votaron a favor del PPC y culpa una vez más a Artur Mas de haber sido el mejor candidato de Esquerra Republicana, radicando el discurso independentista.

Esta noche no hay espacio para críticas. A partir de mañana, Santiago Fisas estará en el parlamento europeo en el grupo más importante y amplio. Esto parece ser lo único que importa.

Producción vídeos Camila Aristizábal y Blanca Navarro