Por Nina Raquel

Josep Maria Terricabras i Nogueras (Barcelona, 1946) está en el centro de la coalición de izquierda de nacionalistas catalanes por el derecho a decidir. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), él es el candidato que más se acerca a la aprobación del electorado. Y según su partido, es la persona que abogará por Catalunya como Estado independiente a nivel europeo.

En términos de experiencia, Terricabras no tiene trayectoria política alguna. “No tengo experiencia como político profesional, pero sí tengo experiencia como ciudadano comprometido con la política”, declaró para Europress. En su cualidad de profesional, el candidato se presenta con una extensa trayectoria académica de amplio reconocimiento tanto nacional como internacional.Esdoctor en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona y por la Universidad de Münster (Alemania). Actualmente dirige la cátedra Ferrater Mora de Pensamiento Contemporáneo de la Universidad de Girona. A su vez, también es miembro de la Asamblea Nacional Catalana y académico en el Instituto de Estudios Catalanes en Berlín, Nueva York e Italia. Ha publicado 16 libros sobre filosofía así como artículos de interés científico. Se define como activista social y cultural. Habla catalán, castellano, inglés, francés y alemán. En cada lengua, Terricabras reclama la independencia de Catalunya, sin considerar que la salida de la Unión Europea sea algo negativo.

“La UE correría tras nosotros si no nos interesara formar parte de ella”, dijo para el diario El País. Y opinó sobre la negativa de Bruselas de reconocer a Catalunya: “Hasta que digan que sí, es una cosa de hechos consumados. Incluso tiene lógica que se opongan: los Estados no quieren otra tienda en su calle. Pero el día que se instale, pues se la comen e intentan ser amigos”. Manifiesta un sólido discurso separatista, y lo fomenta a través de las redes sociales. En su cuenta de twitter promueve el hashtag #NouPaís o #EuropaNova donde afirma que “Cataluña vive una primavera democrática: no queremos ser súbditos, queremos ser ciudadanos.” 

En la filosofía, el abordaje de problemas tiene como base análisis conceptuales y el no-empirismo, pero para este filósofo radical, su experiencia como “embajador de la identidad catalana” torna-se suficiente para llegar a sus conclusiones unilaterales.

Pero no fue solo su marcado espíritu independentista lo que hizo que esto Terricabras se gane la atención de muchos españoles. Según el sitio dialololibre.com, su declaración más polémica ha sido la que opina sobre el grupo terrorista vasco. “Le ha venido muy bien ETA y le ha venido muy bien Cataluña. Una España sin Cataluña y sin País Vasco sería una España de tercera, cuarta o quinta fila, consumida y triste”, explica el candidato al referirse a ETA como la única identidad de país vasco. “Se piensan que cuando Dios creó el mundo hablaba castellano”, ironiza.

El extremismo de este filósofo podría ser estratégico para ERC en la actual efervescencia del independentismo catalán. Pero, además, Terricabras también personifica la inocencia de un ciudadano, de un filósofo tocado por el sueño de la independencia: “Vamos a Bruselas a explicar que Catalunya es mayor de edad”.


Fuente/El periódico