Imágenes Carla Fajardo

Los socialistas europeos hablaron en catalán.

Por Felipe González Gómez

Los socialistas apostaron fuerte por Catalunya. Lo que podría considerarse la cúpula del Partido Socialista Europeo (PES por sus siglas en inglés) se reunió en Barcelona para dar un impulso tanto al PSOE como a su aliado catalán el PSC.

Desde el candidato a presidir la Comisión Europea, Martin Schulz hasta el primer ministro francés, Manuel Valls arroparon a los candidatos del socialismo español, Elena Valenciano y a los catalanes Javier López y Esther Niubó.

Los aspirantes a ocupar los escaños en el parlamento europeo entraron sus discursos en atacar las políticas de la derecha: los recortes tanto económicos como sociales. Pero no se limitaron a hablar sobre la crisis, el mismo Schulz, que hizo su intervención en castellano, pero también habló en catalán y francés, atacó fuertemente al candidato del PP, Miguel Arias Cañete. Le criticó sus declaraciones machistas y dijo que en su Europa “no se considera inferiores intelectualmente a las mujeres”. De igual manera Niubó replicó a Cañete diciéndole que “si no es capaz de debatir con Elena Valenciano, como va a ser capaz de debatir con Merkel.”

Quien midió más sus palabras fue el ministro francés, Manuel Valls. Seguramente para evitarse un lió diplomático no mencionó ni una sola vez al gobierno de Mariano Rajoy. Pero esto no le impidió aliñarse en el discurso contra el machismo diciendo que desde Francia apoyará a “las mujeres que luchan por sus derechos fundamentales”.

Sin embargo hizo un llamado a detener a los racistas y antieuropeistas que están en acenso recordando que “tanto la paz como la democracia son muy frágiles”. Una clara alusión a su mayor rival y posible ganadora de estas elecciones en Francia, Marine Le Pen.

A quien no faltaron elogios fue al expresidente Felipe González. El propio Valls recordó que en los encuentros de los jóvenes socialistas europeos a los que asistía su figura era ya un referente a seguir. El expresidente, quien fue el último en intervenir, recordó a los asistentes que lo que está en juego es el propio Estado del bienestar y citando a Lula Da Silva dijo que este “era un patrimonio de la humanidad.”

Tanto el PSOE, como el PES saben de la importancia que puede tener Catalunya en las próximas elecciones. Las encuestas que dan un empate en escaños entre el PP y el PSOE hicieron que los socialistas se volcaran en busca del voto catalán. Ante un auditorio completamente lleno, la cúpula del PES quiso darle un balón de oxígeno a su representante español y a su filial catalana, que se precia de tener el candidato más joven al parlamento. Sin embargo en las tribunas la mayoría de los asistentes parecían más cercanos a lo que podría ser el abuelo de Javi López que a un coetáneo suyo.

Vídeo por Claudia Sastre