El negocio de los food-trucks se ha puesto de moda en Barcelona, pero por falta de regulación hoy solamente pueden operar en eventos privados. Varios emprendedores cuentan la idea detrás de su food-truck, los obstáculos a los que se enfrentan y como ven el futuro.