Ana Liste

“No sabíamos si venir o no por la lluvia. Hemos decidido venir porque en realidad no nos hemos ido”. Así, con un claro guiño al movimiento 15 M, inició Gala Pin el mitin central de final de campaña de Barcelona En Comú. Una campaña que los ha llevado a recorrer la ciudad de cabo a rabo. Su fuerza está en los distritos, por eso cada uno estaba representado por una caseta ayer en Plaza Catalunya.

A las siete de la tarde el público ya abarrotaba las sillas frente al escenario y se agolpaba en los laterales. La organización estima que había más de 4.000 personas reunidas, la mayor cifra de la campaña. Todos esperaban a Ada Colau. Cuando llegó, se desató la euforia: “He hablado muchas veces en público pero esta plaza, hoy, impresiona”.

La plaza Catalunya se llenó de simpatizantes de la coalición Barcelona En Comú.

La Plaza Catalunya se llenó de simpatizantes de la coalición Barcelona En Comú.

Colau llamó a la movilización porque, según dijo, el 24 mayo se podrá decidir por un solo voto. La candidata aseguró que su principal adversario es el 50% de abstención en anteriores comicios. “Vamos a tener unas elecciones en las que se podrá decidir. El futuro no está escrito”. En un discurso contundente, ratificó que no se resignarán: “Nuestro enemigo no es ninguna sigla, es la desilusión cultivada por aquellos que nos han gobernado mal”.

El acto iba a intercalar los discursos con música, pero el gremio de músicos manifestaba ayer su indignación con el IVA cultural haciendo huelga. Nacho Vegas, Santiago Auserón, Lídia Pujol, Marinah, Le Petit Ramon, Maria Arnal y Moisès Baiget compartieron su apoyo con palabras aunque sin música en directo. Solo se escucharon fragmentos de sus canciones en vídeo.

“Colau hará que el día 25 muchos y muchas nos queramos mudar aquí”, declaró Vegas. Y Auserón, que habló como vecino de la Barceloneta, pidió el voto “para lograr que no se digan mentiras a diario, programadas en un despacho y repetidas en el telediario”.

El lema más repetido fue el “Sí se puede” heredado de la Plataforma de Afectados Por la Hipoteca (PAH) donde Colau se dio a conocer. Ella es la cara visible de esta coalición de partidos políticos y movimientos sociales que se han puesto de acuerdo precisamente gracias a su liderazgo. Ayer, entre el público, había muchas caras sonrientes. Algunos con curiosidad y otros visiblemente emocionados, nadie apartó la vista de lo que sucedía en el centro de la plaza.

La imagen de Ada Colau representa la unión de partidos y asociaciones en Barcelona En Comú.

La imagen de Ada Colau representa la unión de partidos y asociaciones en Barcelona En Comú.

El candidato Jaume Asens denunció que “la corrupción es una forma de hacer política; son esas 400 familias que no se presentan a las elecciones pero en realidad gobiernan”. En su intervención, Laia Ortiz quiso agradecer la “ilusión, energía y fuerza de toda la gente anónima que ha conseguido que hoy estemos en condiciones de disputarle la alcaldía a Trías”. Y el número dos, Gerardo Pisarello, aclaró que Ada Colau “no es un yo, es un nosotros de la gente común”.

El colofón puso a la gente en pie. Dos horas de política que terminaron con los miembros de la candidatura unidos en escena con sus familias y con los artistas invitados. Con solo cuatro años, el hijo de la posible alcaldesa demostró que baila a la perfección el runrún, el pegadizo tema que cierra todos los actos de la coalición. Al final, las opciones para Barcelona quedaron claras. En palabras de Colau: “El domingo solo podrá haber un alcalde o una alcaldesa”.


El acto de cierre de campaña de Ada Colau, en representación de Barcelona en Comú, se ha celebrado en la Plaza Catalunya. El espacio ha sido elegido por el significado que tiene para la ciudad y por ser el punto neurálgico donde nació el movimiento del 15M.