Ana C. Baig y Ana Lería

PP y PSOE pierden fuerza frente a los nuevos partidos

En el ámbito nacional, el mapa político ha cambiado totalmente respecto a las elecciones municipales y de algunas autonomías de 2011. El PP ha perdido dos millones y medio de votos y las mayorías absolutas en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas en favor a las formaciones de izquierdas. Aunque no en favor del PSOE que ha obtenido 689.000 votos menos que en 2011.

En los Consistorios, hasta ahora azul gaviota de las principales ciudades, el hemiciclo se ha llenado de colores. En Madrid han perdido el poder absoluto que tenían desde hacía 24 años (34,4% y 21 ediles de 57). Manuela Carmena, representante de Ahora Madrid (31,9% y 20 ediles, uno meno que la agrupación de Esperanza Aguirre) podría formar gobierno si tuviera el apoyo del PSOE de Antonio Miguel Carmona, quien ha sufrido una importante caída (15,34% y 9). Por su parte, Ciudadanos obtuvo una cosecha más pobre de la esperada(11% y 7).

En Valencia ha irrumpido Compromís, dejando a la popular Rita Barberá con 10 escaños y viéndose comprometida a pactar para gobernar. El PSOE se ha posicionado como cuarta fuerza política, por detrás de Ciutadans.

En Sevilla, la tónica electoral ha sido parecida. PP, con 12 concejales, ha perdido 8 escaños que han ido a parar a Participa Sevilla y Ciudadanos, con tres escaños cada uno; y a IU, que se mantiene con dos concejales. El PSOE-A ha mantenido 11 concejales, aunque ha perdido votos.

CiU se mantiene como primera fuerza política en Catalunya

El panorama político global se mantiene igual que en las elecciones  celebradas en 2011 en los 497 municipios de Catalunya. La sorpresa de la noche ha sido para el partido de Ciutadans (C’s) con más de 195.000 votos (un 6% más que en los anteriores comicios), que pasa de 7 a 176 concejales en los municipios.

CiU continua como la primera fuerza política en Catalunya, con un 21,3% de los votos (un 6% menos que en 2011) y sin obtener ninguna alcaldía de las capitales catalanas.  El PSC y ERC siguen como segunda y tercera fuerza política respectivamente con el 17,08% y el 16,36% de los votos. Aunque Esquerra se mantiene en tercer lugar, ha duplicado el número de votos y doblado  la cantidad de regidores, obteniendo en total 997  más que en las municipales de 2011, superando así en más de 1.000 concejales al Partido Socialista de Catalunya.

La CUP desbanca al Partido Popular del cuarto lugar que ocupaba en las últimas elecciones, con un total de 372 concejales (un 4,97% más de votos que en las últimas municipales). El Partido Popular pasa a ocupar el número seis en el cuadro político con casi el 8% de lo votos, 4 puntos menos que en las anteriores.